sábado, 28 de enero de 2012

La Nacencia y Altimira

En Estampas aldeanas, de Gerardo de Alvear, leo:

[...] [U]n viejo al hablar de un nacimiento que pusieron las mozas en la iglesia decía: "Ya, ya estuvo bien maja la Nacencia". Pues Alfonso el Sabio lo dice en "Las Partidas" cuando se refiere a que no han de hacerse fiestas ni danzas en los templos y únicamente en "la Nacencia del Niño Dios".

[...] Para oírles iba yo a la taberna antes de cenar. Para los más sabihondos, marcaba una época la invasión francesa. En la taberna de Cuatro Caminos - que no hay en la Montaña cruce sin taberna - me decían:

- Don Gerardu, dicen que es anticuísima la cueva esa de Altamira o Altimira.

Tercia Mendigorra, el sordo:

- Esa cueva ha de ser del tiempo de la francesada.
- ¿Tantu, tantu? - interroga Tío Juan, gritándole al oído.
- Tanto; más no puede ser.

También a las aldeanas me gustaba oírlas. Una tarde, al caer el sol, hacía yo un apunte de unas mujeres sayando. Por un momento dejan el trabajo y dice una vieja a otra joven:

- Dicen que la señora a ondi estuviste sirviendu dejó morir al su hiju por no coidarle los suficiente.
- Cierto es, pero... ¡vaya entierro que le hizo!".

Bouchers

LEAL, Arnaldo: Le vocabulaire des bouchers de Zaragoza et Santander. Centre de Sociolinguistique et Dialectologie Sociale. Université de Toulouse - Le Mirail. 2 vols. Sin año. Ejemplar en la Biblioteca Central de Cantabria, no prestable.

Liendo el blog del veceru alcuentro una referencia a la zuna que paez tien las culiebras de mamar la lechi las vacas o d´arrimase al golor de los críos de teta. N´esti libru de A. Leal está la solución: "Alpargatas quemadas. Quemar una cosa que huela, que de un olor muy fuerte, como es la goma o como son cuernos. Las astas dan un olor muy fuerte, y huyen" (p. 168 vol. 1).

viernes, 27 de enero de 2012

Mal acostumbrados


A vuela pluma, se me antoja que la conexión entre ambos volúmenes del Centro de Arte Botín (CAB, ya lo veo venir) y de éste con los jardines, con su color rojo chillón, en metal, no va a ser el más acertado; que las vistas de los paseantes se van a reducir a las paredes del CAB y al antedicho armazón rojo, preciosas; que la solución para ocultar la boca del túnel con que los coches van a salvar los jardines, un anfiteatro al aire libre con su graderío, es en realidad un terraplén que desconecta el CAB con el fantástico edificio que tiene al lado, de Ricardo Lorenzo (alguien tendría que explicar a Renzo Piano quién es éste señor), además de cerrar el conjunto al oeste; que los bajos del CAB, abiertos, van a convertirse en el mejor lugar donde recoger musgo por navidad, si no lo mean antes los chavales del botellón; que redondear las aristas del edificio para que entre mejor el sol (¿qué sol?) a los bajos del CAB se me antoja una chorradita que ni a un crío (ya me imagino los fluorescentes encendidos en invierno a partir de las seis de la tarde); en fin, que no.

Y lo que es más importante: ¿qué programación? ¿Alguien fue a ver la exposición que se organizó hace poco con los fondos de la Fundación Botín? Que si esto me gusta, que si esto de más allá, también... en fin, caprichosa de todo punto. Tiene un poquito de todo lo que los ricachones creen que se debe tener. Y me parece estupendo, porque el que paga manda, y si a Botín le gusta la mierda que hace Mona Hatoum, por ejemplo, pues adelante, que la compre. Pero que no nos lo ponga en la bahía, por favor.

Mirad, en el Centro Niemeyer de Avilés también programaban exposiciones que no valían un higo. Llegó Cascos, que no es en absoluto santo de mi devoción, como os podéis imaginar, y se cargó al equipo aduciendo que lo que hacían no era bueno. Puso a otros y listo, vida nueva, hasta que toque volver a cambiar. Esto en el CAB no se podrá hacer. O sí, pero solo cuando Botín se levante con los cables cruzados, no cuando nosotros lo demandemos, porque nosotros, santanderinos, no vamos a pintar nada (no nos va a quedar ni piedra, ni papel ni tijera). Pero entonces, cuidado, porque tal y como está el patio, cuando Botín se levante con el pie cambiado, a lo mejor le da por borrarnos a todos del mapa, y listo.

Si le dejamos.

Ton()o

Y hablando de cortesanos, el miércoles Tono, el poeta, publicó un tribuna libre en El Diario Montañés dedicado a Lassalle que no tiene precio. Éste sí que os lo recomiendo.

Arrimando el ascua

Acorde con los tiempos que vivimos, se reedita Testamento en la montaña, de Manuel Arce, en la editorial Salto de Página, su primer libro. A pesar de la pretendida trayectoria política del autor, que gusta mostrar cuajada de compromiso, o gustaba (ahora los tiempos no están ni para eso ni para nada, simplemente no están), es un libro abiertamente falangista. Nada del otro mundo, además.

domingo, 22 de enero de 2012

Rabeles

Recién publicáu:

MORENO FERNÁNDEZ, Susana: El rabel: De las cocinas a los escenarios: Un estudio de caso en Cantabria. Universidad de Valladolid, 2011.

Indispensable. Hay copia, no prestable, ena Biblioteca Central de Cantabria (Santander).

Ñam ñam

Valter Hupo Mae tien razón: el cielu enclara y escurez cumo mandíbulas que mos han de tragar.

Ladrones

Los bancos reciben dinero público (son "rescatados") para que éste se disemine entre sus clientes, ciudadanos que lo necesitan para hacer más tupido el tejido económico de base, clave en cualquier país, y más en el nuestro, donde las PYMES son nuestro principal bastión. Pero los bancos españoles, lejos de cumplir su, me atrevería a decir, obligación "aspersora", lo emplean para cubrir los agujeros generados por su mala gestión. Los bancos siguen generando beneficios ingentes a sus accionistas. Y cuando algún jerifalte se jubila, recibe un baño de oro. Es indignante leer en la prensa, se publicó hace pocos días, cómo un directivo del Banco Santander recibe una bonificación de casi 60 millones de euros por jubilarse. Y tan pichi. ¿Acaso alguien se cree que es un dinero merecido? No: ni por él ni, mucho menos, por el banco que se lo da sin que le pertenezca. Ese dinero es nuestro. Y lo necesitamos.

sábado, 21 de enero de 2012

Yolanda Sánchez, Castru

La nómina de Yolanda Sánchez, técnico del ayto. de Castru encargada de dar el visto bueno a los proyectos urbanísticos durante el periodo 2001/2008, alcanzaba en 2009 los 50.000 €. Un muy buen sueldo. Pero tiene en su cuenta del banco 700.000 € y metidos 597.000 € en fondos de inversión. No acaba aquí: compró un piso en el Paseo Pereda de Santander, nº 16, por valor de 353.000 €. Pagó de un tirón y en mano.

Sí que da de sí el sueldo, sí.

martes, 10 de enero de 2012

Esticar

Hay quin diz que pa qué cántabru si ya tenemos español.

"Esticar", en Pas, "pegar". Frase: "estícate a la parée". Quiciás cona misma ráiz que la de l´inglés "to stick", pegar.

Yo vo a pasame al inglés.

Eermeru

"Eermeru", por "enfermero", escritu n´Iguña.

Boda

Un amigu va a casase vistíu de lebaniegu. Yo vo a dir col fatu de Mr. Spok puestu, el de Star Trek. Cáa unu cono que li presta, digu yo.

Trespusiendo parées

Entardahier dicíame un folki que están apaiciendo un güen qué de villancicos. Dios, lo que mos faltaba. Vamos a trucar las nanas, que ya atufan, pol "al Belén pastores", veraste. El casu es no saltá-la parée del hortus conclusus que mos sirvi d´horizonte.

La rialidá es un irial. No hay rosas. Si es casu, espundias.

lunes, 2 de enero de 2012

Bifurcación

En todas partes hay hechos diferenciales, pero la cuestión está en si debe uno cultivarlos o debe, por el contrario, dedicarse al cultivo de los hechos igualatorios.

Julio Camba

Te invito a bailar

Nuevo proyecto que envidiar y, llegado el caso, imitar: http://www.dantzan.com/

No lo veo tan difícil. Solo hace falta poner de acuerdo a los que poseen grabaciones antiguas. No son tantos, seguro. Y a cambio de qué, preguntarán. Pues a cambio de enriquecer el patrimonio colectivo, que puede parecer poco, pero que en realidad es clave. La cultura, si no es compartida, se convierte en otra cosa: mecanismo de posicionamiento social, arma arrojadiza, pasto de los ratones, depende de los tiempos.

En rigor, este proyecto, como tantos, debería estar liderado por la Filmoteca de Cantabria, cuando deje de ser sala de proyecciones de mentirijillas y se convierta, en un sencillo ejercicio de respeto hacia sí misma, en lo que pone en su letrero, filmoteca, lo que no supone, ni mucho menos, cerrar la sala, sino todo lo contrario, potenciarla ajustando su programación a lo que es una filmoteca. Los ejemplos no están lejos. Y si no, que llamen a la filmoteca de otra manera, por ejemplo "el hago lo que quiero de Bolado" o el "ya no me hace falta comprar una pantalla gigante
para mi casa porque me traigo aquí todo lo que me apetece ver" o el "no os preocupéis que para eso está la filmoteca española en madrid" o el "cualquiera de Disney antes que la primera película grabada en Santander" o el "a Gutiérrez Aragón me lo bajo de internet" o el "Saiz Viadero, ¿pero ése quién es?" o el "productoras cántabras, ¿lo qué?".

Las funciones de un responsable de lo público son también obligaciones, Bolado.

Archivu del blog