domingo, 27 de febrero de 2011

Islas Barbados

San Pedro tien la toga enllena de pelos.

Distancias

De la tierra al suelu hay la misma distancia mental que del cielu al espaciu (sideral).

miércoles, 23 de febrero de 2011

Conmemoraciones

Hui es 23-F.

He aprovecháu pa quitar el ritratu del rei de mí despachu.

martes, 22 de febrero de 2011

Hermanos musulmanes

Criía que l´islam asuntaba conas dictaúras, pero no, los únicos que asuntan conas dictaúras son los dictaores.

lunes, 21 de febrero de 2011

Maternidaes

Jaz unos días li diji a mí madre no sé qué d´unas magañas (legañas en castellanu) y ella me preguntó que qué palabra era ésa.

Mamá, li respundí, pero si tú siempre mos dicías magañas cuando críos.

Pus no m´alcuerdo.

Las lenguas no solo se pierden col pasu d´una generación a otra. Si no se ateclan, acaban perdiéndose nel trescursu d´una vida.

Hui es el Día Mundial de las Lenguas Maternas.

viernes, 18 de febrero de 2011

Bía una vez un circu

Llongueras, Pumares, El Dioni, Ramoncín y Revilluca en "Queremos hablar", programa de Punto Radio dirigíu (e inguisáu) por Albert Castillón (antiguu tertulianu del corazón, especialmente caninu, abora mitíu a domaor de fieras). De lunes a viernes de 16:00 a 19:00 h. nel dial 105.6 d´F.M.

miércoles, 16 de febrero de 2011

De cajón

La probitú no la crean los probes.

Espejos

Mí despachu amira a Miradoriu (Peñacastillu / Santander).

martes, 15 de febrero de 2011

Collacios (collacteum: hermanos de lechi)

Cantabria, n´un valle asturianu de cuyu nombre abora no m´alcuerdo (lo siento; creo que ya lo diji por acá), senifica "línia de cumbres; línia de virdios; virdiera" (virdiu y virdiera son palabras lebaniegas).

La Montaña es otra forma de dicir lo mesmo.

Bizkaia, sigún paez, vien de bizkar, "lugar donde abundan las montañas".

Tres capas de pintura y las tres son del mesmo color.

Ciudadanos gutos

"El Parlamentu de Cantabria representa al pueblu cántabru y es esta estitución a la que correspuende despresá-la voluntá pulítica d´aquél. El Parlamentu de Cantabria es inviolabli".

"Los ciudadanos y ciudadanas de Cantabria (...) puein asistir a las sesiones públicas del Plenu, pero debin jacelo col dibíu respetu y compostura, sin jacer benifestaciones o intervenciones de dengún tipu (...)".

"El Presidente es responsable de caltené-l´orde nel recintu parlamentariu y puei tomá-las midías que crea oportunas pa ello, incluida la despulsión del Salón de Plenos y la de poner a disposición judicial a la persona o personas que lo perturben (...)".

"Las nuestras leis democráticas deciendin la honorabilidá y el respetu al Parlamentu (...) por ello el Códigu Penal establez severas penas de multa e, inclusu, de prisión pa quienes dañin (..) l´orde de las sesiones parlamentarias (...)".

De las normas de asistencia a sesiones plenarias del Parlamentu de Cantabria / 2011.

miércoles, 9 de febrero de 2011

Pueblo de troveros

"La manera de relacionarnos con la cultura ha cambiado. Es apasionante. En los siglos XVII, XVIII y XIX había muchísima creatividad. Los trovadores iban de pueblo en pueblo, producían cultura, y las personas participaban activamente (...). De esta manera, eran consumidores y productores al mismo tiempo. La cultura se reescribía, en el sentido de que la gente escuchaba y luego producía. En el siglo XX se produjo un cambio de paradigma y la cultura se volvió algo pasivo, algo que vemos, un disco que compramos, un libro que leemos. La idea de que teníamos el poder, o incluso la obligación, como miembro de una sociedad, a crear, a generar cultura, se perdió. El siglo XXI nos va a devolver esa capacidad. Volveremos a ser sujetos activos culturalmente".

Lawrence Lessing
creador de creative commons
en Redes / enero.

Nubes y humos: las mejores pruebas

No hay mejor prueba de la adaptación del cántabro a la realidad actual que la palabra "randa": de la tira de nube que peina el viento sur a la franja de humo que deja el avión atrás.

Cuatrojos

Este sitio da mucho mal rollo, me dijo, fíjate cuántos cascotes, las verjas rotas, cualquiera puede entrar, el asfalto levantado... pero no vio, ahora caigo, ni los plumeros ni las bardas.

Indicadores de abandono antrópicos, los suyos. Naturales, los míos, si es que los plumeros, que nacen en la tierra de la que se deshace el hombre, pueden ser considerados naturales (depende de si lo es el hombre).

Indago, y aquí no vio la tierra apretada de los prados abandonados en la costa, sino la pistola que tiene la tierra hincada en los riñones.

Lo mismo, a fin de cuentas, pero distinto. Como debe ser.

viernes, 4 de febrero de 2011

Daquella

De cuando criíamos que "Richard" era un apillíu.

jueves, 3 de febrero de 2011

Preferencias

Prefiero qu´el león ruja a qu´esté gutu pero que li suenin las tripas.

Archivu del blog