viernes, 25 de septiembre de 2009

Pasando´l tiempu

Cumo al homeless li bían impuestu tres años d´arrestu domiciliariu, mataba´l tiempu arrojando frutos secos a la piscina pa veer cómu hician "FLOP"!

jueves, 24 de septiembre de 2009

Mieos d´hui y siempre

A cáa visaje ena cama el somier chirría y paez dicir “hoooooolaaaaaa” cumo alendando pa dientru, con voz lúgubre. La gracia está en que me da miéu porque el chirríu es apaicíu a la voz enlatáa de los pantasmas de las películas. Es un miéu en diferíu: aterrezo de la voz que pon un doblador de la que dobla a un pantasma y que acabildra col chirríu metálicu del mi somier.

Es un miéu que debo a Hollywood y a la Edá de los Metales.

domingo, 20 de septiembre de 2009

De copas

El pub tapizáu a randas de colores acaecíos. Están matándome, digo. ¿Quiénes, los zapatos? Nou, los colores, arrespuendo. Están matándome los colores. Paecin marcá-la temperatura ambiente. Vo a la calle un ratiquín, espera dientru, nu tardo.

Las goterás cain a calderáos al rote´l edificiu. Toos acá, aseláos ena urilluca, cumo una riestra humanos que necesitan ablandiase dispués de una tarde poniéndose duros conas pesas. Espurro la mano pa comprebar que sí, que lluevi, aunque lo sé de sobra, y una mojer paez tomáselo cumo una señal: oi, eres muy monu, diz. Amírola. D´aquellos ojos lértigos sólu pudía esperase una boca lóndriga, cumo efectivamente es. Cuántu mejor ber dicho que vae tíu güenu soy, río. Ya sabis lo que dicin, que no se puei tener tóo, hom. Encontóo, monu es intercambiable con cucu o guapín, diz dejando esbalagá-las últimas palabras. Si el problema nu es saber con qué quedase, retruco, sino tener qu´elegir. Tensión.

Cuelo pa dentru´l pub.

¿Mejor? L´interior sigui paeciendo un cubu de Rubik metíu en lijía. Sí, muchu mejor. Tomo un suerbu de bibía. Cluck, la guinda cayó dentro. Es cumo una maeta que ruea segle pol cielu´l paladar.

sábado, 19 de septiembre de 2009

Matices

Nu es lo mesmu la inmortalidá que la eterna juventú. Imagínate, pinto´l casu, acanzá-la inmortalidá a los ochenta años... que putadón. A mí que me den la sigunda, casu de poder elegir. Abora bien, si que yo escueja la sigunda supón que otru que tamién la quiera se vea obligáu a quedase cona inmortalidá, nu pasa náa, pueo sacrificame y quedame yo con ésta, que tamién me val, menos, pero me sirvi. No siempre unu tien de ganar.

jueves, 17 de septiembre de 2009

Béisbol bastardo (apunte de aculturación)

Veo el cartel de la última peli de Tarantino, Malditos Bastardos, y no deja de sorprenderme que uno de los protagonistas, presunto comando yanki de origen judío infiltrado en Europa disfrazado de nazi, lleve como si tal cosa un bate de béisbol al hombro. Supongo que en su momento fuera bastante sospecho que un nazi anduviera por Europa durante la II Guerra Mundial con una bate en ristre. Sospechoso e improbable. Más tratándose de un nazi. Pero los yanquis no caen en la cuenta no porque todo valga, o no sólo porque todo es válido para ellos, tratándose de elementos circunscritos a sus hábitos culturales, sino porque el béisbol lo conciben como un deporte universal desde siempre.

No les falta razón: cuando crío, en Colindres, llegó la moda del béisbol. En mi descargo he de decir que a mí nunca me gustó, aunque no es menos cierto que jugué tanto como cualquier otro. Para hacerlo no era necesario más que una raqueta y una pelota de tenis. Uno se ponía en el centro de la que llamábamos “plaza sin nombre” o “de los maestros” del pueblo y otro le lanzaba la pelota. Cuando el bateador acertaba, la pelota acababa aún más que lejos, lejísimos. Entonces todos salíamos a buscarla como almas que lleva el diablo por los prados de alrededor mientras el que la había lanzado se dedicaba a dar vueltas y vueltas a la plaza hasta que alguien la encontraba y ponía término a la partida. Los puntos que iba acumulando el que iba dando vueltas con cada, valga la redundancia, vuelta, caían en saco roto. Eran una excusa para poder responder, caso de que alguien preguntara qué haces ahí como una noria, que, lin, estoy contando puntos, estás ciego o qué. Como premio, el que encontraba la pelota se convertía en lanzador y el anterior lanzador en bateador.

Era béisbol de la plaza sin nombre, pero béisbol, al fin y al cabo. Béisbol bastardo.

martes, 15 de septiembre de 2009

Coordenáas

Una manu alantre y otra por tras, el cielu riba y la tierra por baju.

lunes, 14 de septiembre de 2009

Uxímoron

Cunsumu responsable.

sábado, 12 de septiembre de 2009

Bienvinía tristeza

Estoi esperando a un amigu que va a recogeme en coche. Un críu pasa del ramal del padre pola cera alantre dijendo: muertu, muertu, muertu, muertu, muertu, muertu...

viernes, 11 de septiembre de 2009

Enclariando conceutos

El cajigal es de tóos, pero el blogue de Blogger (y los testos y traducciones, míos).

jueves, 10 de septiembre de 2009

Al rote´l plan eólicu cántabru

A tomar pol culu la bicicleta: ¡guerra!

miércoles, 9 de septiembre de 2009

Tóo puei dir a peor

¿Qué es peor: ser l´últimu ser humanu ena tierra o selu y que de súpitu piquen a la puerta?

martes, 8 de septiembre de 2009

El globu ocular tamién es brancu

L´escunucía me cueji la manu y me prigunta:

- ¿Pintas?

- Nou: es pasta de dientes.

Y sigo liendo ente suerbu y suerbu de café.

lunes, 7 de septiembre de 2009

Andanciu

No m´alcuentro bien, de nuevu. Ya pasé el gripi, pero me paez que güelvi a por mí. Juí ahier a comprar Frenadol a la farmacia:

- C´ahi, dígame.
- Güenas: Frenadol, por favor.
- Aquí tien. ¿Angu más?
- ¿Por?
- Que si quier angu más.
- ¿Y por qué diba a querer angu más?
- Por si le jaz falta angu más, no sé, aspirinas, un termómetru...
- ¿Tan mal estoi?
- Nou, si no lo digo por eso...

Y es que cuando vas a una farmacia y te priguntan si angu más, unu nu sabi si el farmacéuticu lo diz por ser amable o porque te véi pior de lo que camientas qu´estás. Qu´es muchu camientar.

viernes, 4 de septiembre de 2009

Titulares impagables III (pero qu´es el veranu o qué)

"Un ajedrecista rusu llega borrachu a echá-la partía y se durme sobre´l tableru", liíu ena edición digital del diariu El Mundo.

Titulares impagables II

Leo ena prensa del frente nacional (EDM) d´hui: "Detienin a una monja por cunducir ebria tres emborrachase ena ilesia". La rialidá, sí, es menos creible que la ficción.

Al rote´l últimu discu de B.B. (que ha llegáu a casa vía Irene)

Nu sé si vos ha pasáu: escuchar una canción hasta´l final pa veer si cambia, pero no.

jueves, 3 de septiembre de 2009

Titulares impagables I

Titular tomáu de la edición digital del diariu Público d´hui: <<"Sin huellas, no hay dinero", dijo un banquero a un hombre sin brazos. >> Nu hai náa más asombrosu que la rialidá.

miércoles, 2 de septiembre de 2009

Custión escalar

Los detalles lo son porque´l mundu es grande enforma.

Archivu del blog