viernes, 26 de diciembre de 2008

De común alcuerdu

L´oru vieju es cumu l´arenisca: amachimbra joyas antiguas, el primeru; granos de sable, el sigundu.

lunes, 22 de diciembre de 2008

Lantarón

Hui quiero hablar sobre l´invención de la tradición, daque cansu por tan maníu, peru, encontóo, tan cutidianu y corrutu que cudo puei merecer la pena dedicali un post.

Una bitácora tamién escrita en cántabru, una de las tres qu´hay n´internet, suel dar al reportoriu mitos cántabros, ente los que se alcuentra Lantarón, el rei del mar. La descripción que se jaz d´esti mitu es, de tan detalláa, preciosista, usaría dicir. Pus bien, nel últimu libru publicáu por García Preciado, Relatos Mitológicos y Creencias Mágicas II, puei leese lo siguiente: “Aprovecho (…) para reseñar que el tal Pollux Hernúñez (autor de Monstruos, Duendes y Seres Fantásticos de la Mitología Cántabra, un libru pa críos de la editorial Anaya) también inventa – con la misma desvergüenza – un supuesto Neptuno de Cantabria llamado Lantarón. Para ello simplemente transforma en rey del mar que baña las costas cántabras a un personaje pintoresco de Comillas; y sólo porque el escritor Domingo Cuevas, al describirle dentro de una serie de caricaturas humorísticas, dijo que parecía sobre las rocas un neptuno de bronce”. A lo que añade: “Puesto a inventar sin freno, le atribuye pies con dedos unidos por una membrana y cabeza ovalada, que sólo se alimenta de pulpos, y que hace una pócima de las bolitas negras de saúco, mezcladas con leche de sirena (¡)”. Pág. 47.

Tenemos d´andar con cuidáu y pasu calmu. Toos, no sólu l´autor de la bitácora que se jizo ecu d´un mitu arrecugíu en un libru pocu rigurosu, y pocu rigorosu por dicir angu. Toos tenemos de cuidamos a la hora de superponer el nuestru cubertor subjetivu a la rialidá porque corremos el riesgu de terminar tresjormándola tantu que no seamos p´arrecunocela o, lo que es peor, que no seamos pa acabildrar col mundu y quedemos flotando nel limbu. En clave lingüística: acabar hablando ente nos una lengua creada por nos y que sólu entendamos nos, d´espaldas a la genti y al mundu nel que tenemos de (con)vivir.

martes, 16 de diciembre de 2008

Escunucimientu d´unu mesmu

A la cabeza llámanla capeza; a los ojos, güejos; a las piernas, cambas… Tengo de gulver a mirame al espeju pa veer si hemos cambiáu tantu cumu dicin y comprebar si tuvía soy p´arrecunoceme.

domingo, 14 de diciembre de 2008

Carteles con u

Leo ena edición local del diariu El Mundu que n´Agüeru y pueblos d´alredor han modificáu los carteles señalizaores y añidíu con espray una /-u/ final al topónimu uficial, es dicir, al topónimu en castellanu.

Es difícil posicionase: no deja de ser un actu de vandalismu col que no pueo comulgar. La fin no justifica los meyos, es dicir, onqui esté d´alcuerdu col objetivu, no pueo comparciá-la vía que se ha tomáu p´asganzalu.

Ena mi opinión, debería jacese tolo pusible pa convencer, ensin necesidá de tomase la lei pola nuestra manu. No jaz falta dir lejos p´alcontrar ejemplos de cómu jacer las cosas bien: dende la puente de la ría de Solía cara Sarón, abundan los carteles onde s´arrecadan los topónimos tradicionales correspondientes, casu de Bofetán, Edillo o El Plano, eso sí, siguiendo la su versión castellana estándar. A güen siguru que se puei plantear una iniciativa cuspía n´otros aluntamientos y, hiciéndolu dende una visual comprometía col cántabru, jacelu en cántabru, es dicir, colocando enos carteles el topónimu tradicional… en cántabru: El Planu, Edillu, ect. Enos pueblos que van de la ría de Solía carallá ya se mos adelantaron. Entalde una oportunidá perdía, tenemos de tomalu cumu un güen ejemplu a mejorar.

Y si, aun echando los bofes, no somos pa convencer, entós… Peru primeru hay que intentar convencer. Camiento que n´Agüeru no ha síu el casu.

jueves, 11 de diciembre de 2008

Eneas (en pejín)

Reservaus pa tiempus difícilis.

martes, 9 de diciembre de 2008

Banderola

N´internet son tan importantes los nodos d´enformación cumu los enllaces ente nodos. La configuración en rée d´internet me sirvi pa desplicar la mi opinión alredor de la banderola de Puertuchicu.

La banderola no pasa de ser un visaje provincianu. Unu más, al par, pinto´l casu, de los baños d´ola o los jueos d´artificiu en veranu. La banderola entra dientru del catetismu propiu d´esta ciudá y puei aceptase cumu inevitable. No asina la su relación cona esapaición de la estauta de Francu. Duel y muchu l´enllace ente ambos actos: l´ercimientu de la banderola y el tresláu de la estatua a un hangar. A naidi escapa que ambos van del ramal. El primeru mitiga el sigundu. La banderola es un bálsamu.

El catetismu pasa entós a ser otra cosa, trócase en neofascismu soterráu, un guiñu al núcliu duru heréu de la dictaúra y al que tantu debi o créi deber l´equipu de gobiernu del aluntamientu de Santander.

Es difícil sintise a gustu cona banderola de Puertuchicu. No arreprejenta sólu l´actual estáu democráticu y de derechu. Es un símbolu (del griegu symballo, "enllace") que tresluz el su pasáu fascista gracias al equipu de gobiernu del aluntamientu de Santander. La han emporcáu.

Por ciertu, Puertuchicu se me jaz que no es el topónimu uficial. Es Matías Montero Presente, creo qué. Lo que mos faltaba pal duru...

miércoles, 3 de diciembre de 2008

Franco y el Rei en Sanander



Aquí riba teníis una fotu de Francu cona su mojer en Santander. Adivinái quín es el que apaez nel margen inferior derechu, asomando la ñariz.

De venta nel sitiu http://www.todocoleccion.com/

Buscái "Franco Santander" en "Fotografía antigua" (no tantu...) y sal.

lunes, 1 de diciembre de 2008

Fragmentu d´El día d´hui. Alejandro Gándara.

Mientras voy allegando al portal, se me jaz raru tener de salir de las casas girando en reondu, pasar dellas veces a la altura de la tu puerta onqui metros por baju, eno circular de las escaleras, una movición perforaora qu´asganza la calle, estando la calle no ena superficie, sino ena prefundidá d´un joyu. Asina que las calles son soterránios con un falsu cielu y falsos astros y estrellas, luz de bujías y candiles sobre la genti que créi alendar el airi libri (...)

Archivu del blog