viernes, 15 de diciembre de 2017

Parques



Parque de Ollargan-Montefuerte de Bilbao, recién reconocida Mejor Ciudad Europea 2018. Más aquí.



Parque de La Remonta, en Santander, la marinera.

La inauguración, con los responsables al frente:

jueves, 14 de diciembre de 2017

El coto

Hoy he visto amanecer en Castilla
de vuelta a casa:
el vaho de la tierra
fundido
en el cristal
no sé si pinos o encinas
y un cervatillo.
Se corta el bosque
abruptamente
asomando los árboles al vacío.
Dentro queda la raíz
rompiendo el horizonte.

martes, 12 de diciembre de 2017

Soportes para parras de Loredo

Entradas más atrás, concretamente aquí, relacionábamos los soportes para parras que tenemos localizados en Cantabria. Nos faltaban fotos de los soportes exentos de Loredo, que pongo a continuación, en el barrio Lavalle (topónimo que creo antes tiene que ver con labajos que con un valle femenino):



Es una finca asociada a la Casa de Cospedal, de la familia de los Jorganis (propietarios de la isla de Santa Marina, de los Conejos o, precisamente, de Jorganis):

lunes, 11 de diciembre de 2017

Acolechar



Acolechar es un verbu terráquiu.

En Terán.

domingo, 10 de diciembre de 2017

Propuesta para reactivar la Biblioteca de Menéndez Pelayo

De entre los muchos problemas que tiene la Biblioteca de Menéndez Pelayo, el mayor, a mi entender, lo arrastra desde el origen. Y es que la donación que hizo Menéndez Pelayo a la ciudad estuvo condicionada por una cláusula fatal, como fue poner punto final al fondo con el fallecimiento del donante. Su figura vela desde entonces, en todos los sentidos, la biblioteca.

Es la biblioteca personal de un bibliófilo excepcional. Pero no es suficiente. Tampoco lo sería caso de ponerse al día y dotarse de OPAC, digitalizar sus fondos o profesionalizar la plantilla, por mucho que sea imprescindible hacerlo. No bastaría, digo, porque es una biblioteca desactivada, desactivada por quien la quiso atada, atada, como permanece, a una figura hoy apenas relevante. El mayor problema de esta biblioteca es, pues, de reubicación mental.

Para desanudarla, para desvelarla propongo identificar las distintas "líneas argumentales" que la recorren, en especial las que guardan relación con la literatura del Siglo de Oro, por establecer lazos de unión con otros centros de la comunidad, y estoy pensando en el rico fondo sobre la Edad de Plata que acoge Tudanca y en el no menos rico que custodia la Fundación Gerardo Diego en Santander, y nutrirlas, a estas líneas me refiero, de contenido bajo el amparo de Enrique Menéndez Pelayo, hermano de Marcelino y, sobre todo, bibliotecario, además de médico.

La lógica bibliotecaria de este movimento es incuestionable.

Esta reactivación de la biblioteca se podría plantear desde una prolongación de la biblioteca que dependiera, por ejemplo, de la Real Sociedad Menéndez Pelayo, prolongación (la lógica del agréu) que tendría que llevar el nombre de Enrique, para así reforzar el vínculo con el núcleo.

Traigo aquí un ejemplo de documento que podría encajar en estas nuevas coordenadas: "Relación del proceso contra Fray Froilán Díaz, confesor de Carlos II, y autor de los supuestos exorcismos practicados al monarca", manuscrito que sale a la venta en la subasta de Navidad de El Remate por 650 € (item 147). Estoy seguro que haría las delicias de Marcelino. No menos entusiasmado se mostraría Enrique. Pero lo que es más importante: adquisiciones así, que respondan a una política de colección clara, ayudarían a reactivar una biblioteca que es más lo que puede llegar a ser que lo que es, aun siendo mucho (pero me temo que no lo suficiente como para sobrevivir por lo que es, hoy).

No estamos hablando de poco dinero, a la vista está. Pero, ¿cuántos eran los millones de euros públicos que requería la puesta en marcha de aquel museo privado del Banco de España, cuántos, seis, ocho millones...?

Esta propuesta para reflotar la Biblioteca de Menéndez Pelayo es, me atrevería a decir, cuestión de tomarnos en serio o no. Y si es que no, tarde o temprano habrá que hablar de mudanzas.

sábado, 9 de diciembre de 2017

De pasu, pasón

Ésta es zona de paso de aves, en Santander, a derecha e izquierda:



Pasón, en montañés, significa migratorio, aquí.

jueves, 7 de diciembre de 2017

El primer paso

Cuando arreglaron el entorno del Barrio Pesquero hicieron unos parterres con plantas que ya me dijo entonces una amiga ambientóloga (Universidad de León) que eran invasoras.



Bonitas, pero peligrosas. Recuerdo que las plantas invasoras lo son no porque vengan de fuera, sino porque ocupan hasta el agotamiento el entorno a costa de la vegetación autóctona, impidiendo que crezca otra cosa que no ellas. Los plumeros son un buen ejemplo, y muy presente entre nosotros. Parece mentira que la empresa contratada por el Ayuntamiento, ya que no el propio Ayuntamiento, lo ignorara.

Se están confirmando las peores previsiones:



Estas plantas se están extendiendo por la machina y pronto darán el salto a donde el viento traslade sus semillas.

Se encuentran también en parterres de San Martín de Bajamar y en Cazoña, concretamente en el parque que han hecho encima del túnel que conduce de Valdecilla a La Albericia, que yo haya visto. Seguramente estén presentes en más sitios. Son un peligro. Es necesario retirarlas cuanto antes.

El otro día encontramos Raquel y yo a Raúl Molleda siguiendo a una bandada de pájaros que andaban al raque de lo que levantaban los pescadores en la machina. Nos unimos a él y le comentamos el caso de estas plantas invasoras. Como a nosotros, le parecieron preciosas pero, también como a nosotros, peligrosas. La función estética de las plantas es lícita, pero no siempre: solo cuando no entra en colisión con otros determinantes, como la salud (hay plantas más alérgenas que los cacahuetes o directamente venenosas) o la biodiversidad, de la que las invasoras son la antítesis, cuando no una ética hacia nuestro entorno mínimamente civilizada que debiera obligarnos a considerar las plantas como lo que son, seres vivos, y no objetos de quita y pon. Plantar invasoras porque son bonitas, a sabiendas de que son invasoras, es irracional.

Raúl, que es un posibilista, se preguntaba, y nosotros con él, por qué no aprovechar nuestra vegetación autóctona para fines estéticos. Por qué no aprovechar esa planta ruya que tiñe las cuestas pasiegas, por ejemplo, tan bonita como la invasora que tanto nos preocupa. Por qué no seguir haciéndonos en nuestra herencia, considerando a ésta infinita, como lo es, como lo son todas, también la nuestra.

En estas cosas pensaba cuando estos días atrás encuentro en La Central del Reina Sofía el libro New Nordic Gardens, aquí. Y aunque estemos fuera, Raúl, no pasa nada: saberlo, ser conscientes de nuestras carencias, serlo de nuestras posibilidades, es el primer paso. Que cuando hablamos de raíces no es poco.

viernes, 1 de diciembre de 2017

"De Luena: La Bijanera de Entrambasmestas", año 1927

"Nos ha visitado la Bijanera de Entrambasmestas, deleitándonos grandemente a todos los de este valle durante varias horas.

Todos los que integraban tan simpática y artística agrupación, bordaron a las mil maravillas sus respectivos papeles.

¿Pero qué es la Bijanera?, se preguntará el lector. Pues la Bijanera es, contestamos nosotros, un nutrido grupo de de mozos de buen humor que disfrazados caprichosamente con ternos propios del país montañés, y de estilo antiguo, salen a la calle el día de año nuevo a bailar y exhibir sus típicos uniformes a cambio de sablazos a derecha e izquierda.

No obstante estas últimas caricias, la gente no vería bien que desapareciera tan bella como típica costumbre.

Como decimos al principio de estas líneas, fue muy del agrado del público tanto la vistosidad de los trajes como la ejecución de las danzas.

Consignamos que llamó poderosamente la atención del respetable la pareja pasiega compuesta por nuestros distinguidos amigos don Domingo Martínez Revuelta y don Atanasio Sainz Martínez.

Vaya nuestro aplauso para todos, pero especialmente para tí, Domingo, porque hacías una pasiega... ¡¡que pa qué!!"

En La Atalaya del 11 de Enero de 1927, página 4, disponible aquí.

Debo la información a un anónimo pasiego que sigue el blog.

Skrei

Página Skrei del gobierno noruego, aquí.

Haciendo un sencillo ejercicio de benchmarking, ¿no sé podría intentar hacer algo parecido, o mejor, con la vaca tudanca? Que el enganche fuera la cocina pero que se aprovechara para tratar de territorio y paisaje.

O con la anchoa, ahora que empezamos a contar con documentación abundante.

jueves, 30 de noviembre de 2017

Alfa y Omega

En el portón de una capilla privada montañesa con arco de medio punto (marcador cronológico), por dentro:



Y por fuera, a la misma altura:



Son Alfa (A) y Omega (W), es decir, el principio y el fin, el nombre de Dios.

Pero seguramente sea forzar demasiado las cosas.

Quedémonos con el modo tan bonito como se ha resuelto la vocal y la rareza de la uve doble. Poco a poco va saliendo el alfabeto completo. Ya hay quien lo está recopilando.

Archivu del blog